No me hables de moral.

Que bien se siente admitir lo que eres, sin tabúes estúpidos, sin obstáculos morales.
Y no, éste no es otro discurso tipo "Si eres gay, transexual...Quiérete", y bla bla. No, ya sabemos que cada quien debería respetar y aceptar su sexualidad, nada de homofobia.
Ésto es solo un desahogo ¿Entienden? Un "al carajo, tu no eres quién para juzgarme".
Resulta, qué ésta generación se convirtió en un monopolio. Un mercado, en el que comercializan "personalidades", lo que vende, lo que se usa, lo "correcto". Un lugar donde todos critican lo cliché, y ellos mismo lo promueven.
Contradicciones.


Ahora sales a la calle, y te encuentras en un mundo lleno de excesos: La niña de 13 años que se viste con pequeños (por no decir diminutos) trozos de tela, a los que denomina "ropa".
El chamo de 15 años que fuma en una esquina, porque se ve "cool" y así piensa que será tomado en serio.
Los padres anti parabólicos, qué observan como se destruye la vida de sus hijos, pero solo se preocupan por las apariencias.
Así es ésto, un "estás en todo o no eres nada". Hipocresía. Pretenden etiquetarnos de "raros, extraños aguados", porque no giramos alrededor de...
Esperen.
Olviden eso.

No me hablen de conducta moral, protocolos y demás. No practican lo que predican.
Homofóbicos por montón, pero les aseguro que si ser gay fuera una moda...Ustedes entienden.
Reggaetoneros, con letras que en mi solo producen pena ajena. Venta de sexo a menores ¿Como permiten eso en las emisoras radiales? ¿Donde está la moral que tanto predican?
Pero claro, como es una moda...

¿Recuerdan cuando pensaban por si mismos?

¿Recuerdan cuando el amor era eso: AMOR. Y el sexo no era juego de niños?

¿Recuerdan cuando vivíamos las etapas en vez de saltarlas?

Pero claro, más fácil es seguir una ridícula moda, olvidar quien eres y convertirte en alguien más.
Esto es lo que vivimos, y en lo personal, me repugna.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

A ti, que me regalaste todo