sábado, 14 de septiembre de 2013

Bitácora de tus días, según mi perspectiva de -no- princesa.

     Ayer me viste, como hace tres días. Una semana, un mes atrás.
Nos sentamos en la misma mesa hacia el vacío -la ventana- y tu sigues allí, tratando de tomar mis manos, como gatito intentando alcanzar una bola de estambre.
-Ojalá entendieras qué, en este caso, el gatito soy yo-

Cuando te veo, solo pienso que eres ese tipo de personas elocuentes y fácilmente arrollables, por descuidados, poco precavidos...Y tu vista, hacia la ventana, solo te hace más irracional. Quiero que sepas algo; sin que me quede nada por dentro, eres un desastre, algo adictivo.
Cuando yo miro, como me miras, me siento parte de un circuito privado, una parcela de sueños que compraste a plazos y luego, por azares, quisiste compartir conmigo.

Che, cantáme de nuevo.

Siempre te escribo como un diario y hace más de cinco días que esta página te pertenece. Te guardo en las esquinas de los libros que transitaste -la pasarela-, y allí guardo todos los pétalos que prometiste, como metáforas, porque me encantan.

Sos un sueño de limón, porque me gusta. 

Ahora debo dejarte, debo impulsarte a partir.
Fui ese pasatiempo que completaste a página llena, la sopa de letras que encontraste y culminaste en nueve días, quizás diez; y es que no quiero atarte a un mundo que no tiene ni tronco ni piernas, mucho menos corazón para latir. Anatómicamente, imperfecta. Vacía de astros, universos, alegrías paralelas y toda esa charlatanería que debería preceder a esta misiva.
Soy todo lo que no necesitabas, lo que no querías encontrar y simplemente, me atravesé. Lo más alejado de tu filosófica princesa caucásica y dulce. El extremo de tus aspiraciones. Por el contrario, suelo flotar justo a donde no quieres llegar, pues tu precario estilo "perrito" para nadar, te impide llegar al océano...Y yo solo quiero llevarte, hasta donde desees, si tan solo quisieras nadar -conmigo-.

En fin, te dejo con tus chicas de azul, de rubio.

Yo, me iré con el sol.  

                                                                                                                                  -Alicia. 



1 comentario: