Entradas

Mostrando entradas de julio, 2016
Como si hundirme en ti,
en el universo que se esconde tras tus palmas,
piel tejida sobre mis senos,
cama o bus de huecos y vacíos imposibles,
fuera suficiente.
                                                                                                       -Pero no.
                                                                                                                     Tienes que volver.
y yo, estúpida complaciente,
«tendré que hacer lo que es y no debido»,
tomando decisiones al lanzar los dados,
tratando de esquivar las
unodostrescuatrocinco flechas que ella lanza
y yo,
-estúpida de nuevo-
termino recogiendo.

veo pupilas sin rostro
caídas estratosféricas de agua que jamás tocan el suelo;
musas que van y vienen,
cargando consigo el pesar de tantos años,
de tantas risas sin foco,
de tantos labios,
tanta saliva entre besos confundidos,
lenguas que buscan encontrarse entre postales,
un "hasta luego" que terminó escribiéndose en kilómetros, nunca en metros.
veo al niño que llora en los brazos que cree de su madre,
los tantos pésame sin respuesta,
el teléfono que nunca contesto,
los mensajes que llegan para ser parte de un buzón y nada más.
Los gélidos silencios,
la complicidad que servía de máscara,
los "buenos días" como preámbulo para el desastre,
de despertar en otra cama que no era la mía,
de desayunar con familiares que terminaron siendo extraños,
de esconderme en ti, mientras te escondías tú en alguien más,
buscando recuerdos en cajitas musicales,
dándole cuerda a la vida cuando hacía falta,
empujándome hacia el precipicio hasta que reaccionara,
solo para sostenerme en…