Entradas

Mostrando entradas de junio, 2015

Carga puntual

Robaste de aquél jueves
mis últimas horas de infancia

Quitaste unodostrescuatrocinco vendas
de mi pecho

Asfaltaste los vacíos,
subastaste las mentiras que dejaron
como muros
las horas que vivimos

Me duele, ahora, la nostalgia de tenerte
de saberte cerca
de probar tus miedos
sin sabor a adrenalina

Te hallo estático,
carga puntual,
y desespero.

Quiero orbitar en el sistema,
no ser un centro sin sentido,
que espera,
sin pensarlo,
que los demás  astros le acaricien.
La sátira, -aunque un tanto cliché citarlo- según el DRAE en una de sus acepciones, es un "discurso o dicho agudo, picante, y mordaz cuyo objeto es censurar acremente o poner en ridículo a alguien o algo", con el fin de lograr un cambio, un punto de quiebre, una «mejora social».

Existe una gran diferencia entre la burla y el mero chiste; la utilización de la ironía y una posible ofensa. El que satiriza, critica por medio del humor, más no por esto deja de tener un sentido claro, un objetivo directo.
Darse un paseo por clásicos de la literatura con el fin de conocer un poco más del género, no está de más. Desde Voltaire hasta Bierce, destacando incluso las controvertidas páginas del "Decamerón"; "El elogio a la necedad" es también un buen partido. La sátira ha sido tan parte del arte como de la política.Imaginen por un segundo que la política se mueve por completo en un terreno de sofistas-véase postura de Sócrates-: la verdad no estaría dicha, la retórica s…