miércoles, 31 de julio de 2013

No más muestras de afecto que apenen al receptor. Ya no más emisor complaciente. Se quiebra el canal y se acabó el contexto.

¿Comunicación?

Suena más a desaparición consecuente de ideales.

domingo, 28 de julio de 2013

Yeux bleus, 8.

     Siempre me han gustado los viajes en carretera. Esa sensación de ir volando sobre el asfalto, mientras finjo sentir la brisa que no puedo tocar, como la tocan los árboles.
Y lejos de toda esa brisa, de vez en cuando, te encuentras tú.
como hoy,
o hace 15 días.

     Hasta los momentos, considero que la vida es un ciclo abstracto. Toma la forma que desea, da los giros que convienen y termina haciendo un chiste de todo tipo de experiencia. 
Así estamos, envueltos en ese embrollo, como un pequeño hilo de coser. ¿Y si estuvimos juntos en 1932? Quizás supimos del conflicto bélico entre Bolivia y Paraguay, detestábamos las políticas de Mussolini, leímos a Huxley y su novela futurista, idealista...O simplemente no existimos y yo solo quiero imaginar que tu existencia ha estado siempre, rondando mis motivos.

Esto no tiene sentido. Son párrafos inconcretos, ideas sueltas y uno que otro remordimiento por no quedarme un poco más, como si un solo segundo bastara para sentir que no me iba. 
Esta vez, fui yo quien se quedó rondando...Y no solo tus motivos.

Me enamoré de ti cuando mi concepto de libertad ni siquiera terminaba de formarse. Era vago, impreciso...Solo teórico, para empezar; pero de algo estaba segura: Amaba ver la forma en que decidías con un "si" y un "no" sagaz, con una sonrisa con dientes -y sin ellos- de leche. Eras libre de estar allí, cerca de mi...Y aún así, contra mis pronósticos, decidías quedarte.
¿Hiciste lo mismo en los '60?

Me sigues gustando independiente, 
cuando las razones se acrecientan y tus labios siguen escogiendo a los míos, 
y yo no puedo quejarme. 
Jamás he conocido manos tan perfectas como las tuyas, capaces de entrelazarse con las mías, 
como hechas con un molde, 
cargadas de errores, 
con imperfecciones capacitadas para formar una bella devastación,
caricias que se escapan 
¿Y para que retenerlas?
 Tanta tiranía para el cuerpo, no puede soportarse,
y tú, como siempre,
piensas en dejarlo a su albedrío. 

Y yo te sigo, porque me encantas...Y tu libertad, 
tan suficiente, 
me llena de entusiasmo.

Si dejaras de ser libre, o te encarcelaras en mis brazos -o de otras-, no podría quererte más, mucho menos admirarte, sentirte desde cerca y pensar que estuviste aquí desde el comienzo; y creciendo juntos, aprendimos en el mismo charco que el lodo mancha o divierte, pero que sea como sea, lo disfrutamos. 
No podrías, simplemente no podrías seguir siendo esa eme que me gusta tanto.
Serías otra letra.
Otro número,
ya no más un ocho.
No encontraría la marea en tus ojos,
el cielo a las 12 pe eme.
la tinta del bolígrafo con que te escribo.
No más azuldelcielo. Solo azul.

miércoles, 24 de julio de 2013

Resulta qué, cuando no estás, tus besos se vuelven tinta y eso de no escribirte porque la pena ganó el espacio, se me olvida y no puedo negarlo; me encantaste y ya no quiero que salgas de mi.

miércoles, 3 de julio de 2013

Del subdesarrollo...

Hace unos días, por fin, culminé el bachillerato.

Como tantos otros, la "lucha" intelectual por ingresar a una universidad derivó en diferentes resultados. Y hoy, aquí, luego de inscribirme en la Universidad Nacional Experimental Simón Bolívar, me siento tan o más a la deriva que al principio de empezarla, porque hace unas semanas comprendí que aquí la universidad ha perdido su concepto, su universalidad, la dualidad de la que es característica: profesor-alumno, en un eje sustentable, con el fin de crear individuos capaces de vivir en sociedad, no solo profesionales robotizados y carentes de esa chispa, ese algo que tanto buscaba Arturo Uslar Pietri ¿Y como no? Si los recursos para su subsistencia se coartan.

¿Qué puedo decir para intentar compactar un río abstracto de ideas? 

Debo empezar por admitir que estamos en un período politizado. Una era cuyo centro es el estado de deterioro en el que nos encontramos, derivado de una crisis política que lejos de quedarse en ese ámbito, pasó a formar parte de la sociedad venezolana, sin considerar posiciones económicas, títulos universitarios ni calidad de vida. 
Si tratamos de separar la devaluación del bolívar y al ejecutivo nacional, nos encontraremos en un callejón sin salida. ¿Si el gobierno no puede controlar la situación económica valiéndose de los recursos qué, como Estado poseemos, quién lo hará? Es cuestión de sentido común y no de pertenencia. No puedo justificar la decadencia bajo la lucha de un patriotismo qué, tarde o temprano, derivará en un nacionalismo altruista. 

Al punto al que quiero llegar es al siguiente:

A diario se leen/escuchan opiniones encontradas. No debemos politizar la lucha por las academias, pero intrínsecamente, desde su simple concepción, fueron politizadas. ¿Por qué? Porque el bajo sueldo recibido por los profesores no es cosa de ayer, sino de un período de tiempo comprendido en esta 5ta República con casi 15 años de iniciada, porque el bajo presupuesto y la superpoblación ha evolucionado consecutivamente, hasta desembocar en esta protesta colectiva que explotó en un momento de tensión política, llevándonos así a las líneas iniciales de este párrafo y a su posible respuesta. 

El tema de la escasez, los préstamos solicitados por PDVSA y demás, ya son parte de la ingesta diaria de información encolerizante qué, como Venezolanos, estamos acostumbrados a esperar. 

Este problema continuará mientras sigamos pensando que existe una burguesía y un proletariado, que el "rico" es malo y el "pobre" es marginal, mientras justifiquemos los errores del gobierno en pro de un "futuro mejor" y pensemos que la falta de presupuesto para las universidades es solo otro show mediático de esta derecha yanqui, golpista, apátrida y vendida. 

¿Por qué seguimos permitiendo que construyan nuevas universidades, en vez de invertir en las ya existentes? ¿De que nos va a servir valernos de nuevas estructuras que no van a cumplir la función para la que fueron destinadas? Es como si nuestra casa se estuviera derrumbando y prefiriéramos despilfarrar el dinero que no nos sobra en comprar otra, sin poder mantener el condominio, en vez de invertir en la primera y no dejar una estela de desidia y endeudarnos hasta el cuello.
Lo mismo pasa con la situación de los hospitales y la misión "Barrio Adentro"...Ustedes entenderán, supongo.

¿Cuantos no creyeron en las posibilidades que ofrecía la Revolución Cubana para nuestra América Latina? 
Entre ellos, intelectuales como Julio Cortázar, el cual pensaba que esa era la vía para una América libre y más nunca pisoteada por el imperialismo, al cual el se refería en una publicación para la revista Life en español (1969).

«Quisiera que se entienda, que mi adhesión a la lucha revolucionaria nace de la que creo la primera gran tentativa en profundidad para rescatar a América Latina del colonialismo y del subdesarrollo»

Se justifica su creencia en un cambio, en una vuelta a todo ese pasado del que fuimos víctimas. Recién comenzaba la Revolución y los ojos del mundo estaban sobre ella. Cientos de intelectuales la apoyaron y vieron en ella un renacimiento, el nuevo norte...Pero, como nosotros, luego de ver que nuestro país a 202 años de la independencia del colonialismo español, tengamos convenios con entes externos y nos hagamos esclavos de una deuda millonaria que no podremos pagar. Un país petrolero que tiene que importar papel toillet, (Si, a lo gringo...Porque terminamos viviendo de sus préstamos, hundidos en miseria). 

Si sentiste verguenza ¡Enhorabuena! Eres oficialmente Venezolano.

Yo no veo soberanía y si alguien la encuentra en el mapa, me encantaría que pudiera compartir tan magna hazaña con mi humilde persona.

En fin, Cortázar resume todo cuanto pude haber dicho en esta frase:

«...Por eso rechazo toda solución basada en el sistema capitalista o el llamado neocapitalismo, y a la vez rechazo la solución de todo comunismo esclerosado y dogmático; creo que el auténtico socialismo está amenazado por los dos...  »

Este sistema no busca el conocimiento, la autonomía universitaria, desconoce de conceptos como "igualdad" y "justicia" y en el contexto, la libertad, es solo teoría. 
(Para mi la libertad es el cúmulo de características y capacidades que te constituyen como individuo con derechos y deberes...Así que la carencia de esos derechos en este caso en el ámbito educativo universitario, es una limitación de la misma)

La academia que tanto anheló Pietri, se encuentra bajo los escombros...Y no hablo metafóricamente. 

Por ahora, seguiré leyendo a Verne, para ver si en el centro de la tierra soy capaz de evadir esta realidad.