Rayar con líneas imprecisas, trazos que aspiran a ser letras, son solo garabatos en mis cuadernos.
Deseos, solo eso.
Canciones, frases, nombres, fechas, uno que otro recordatorio que irónicamente siempre olvido.
sería ingenuo de mi parte creer que el simple hecho de escribirlo lo hará realidad.
Pero no, la realidad es esto, y la fantasía es mi papel.

Comentarios

Entradas populares de este blog

A ti, que me regalaste todo