Terceros.

Quieres ser, pero ellos quieren que seas algo que no conoces. Odias esa idea.
Porque simplemente escuchan, pero se niegan a entender. No quieres ser otro títere de sus deseos.
Entonces deseas ser un niño de nuevo, hasta que intentan moldear tus intereses. Hacer y no hacer a su antojo ¿Quienes son ustedes? ¿Por qué lo arruinan todo?
Quieres irte lejos, ser tu guía, seguidor de tus impulsos. Estudiar lo que quieras, seguir ideales, avanzar. Te detienen.
"Esa carrera no te conviene, quédate aquí", y con cientos de trabas más intentan hacerte desistir.
Ya no sabes que hacer, te cansaste de terceros.
A cualquier edad, en cualquier momento, siempre intentan detenerte ¿Por qué? Porque ven sus sueños frustrados en ti, y creen que al parar y hacer cambiar tus aspiraciones lograran afrontar la triste realidad, pero no. Solo te hacen daño. Pones un alto a tus sueños y así realmente lograrás sentirte frustrado.
¿Que esperas? Mándalos al diablo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

A ti, que me regalaste todo