domingo, 8 de septiembre de 2013

¿Por qué escogiste habitar entre el desastre, las tazas sucias de café; el papel amarillento y corroído por el tiempo?

¿Por qué no te quedaste navegando en las cálidas linfas del amor sin sobresaltos?

¿Qué haces conmigo si es mejor estar sin mi?

¿Por qué esperas al ocaso para invocar mi nombre?

¿Por qué no te pierdes donde, después de cientoveintisiente intentos, me sea imposible encontrarte?

¿Por qué me miras y esperas a que bese tu cuello?

¿Por qué no me dejas ser una Zarina imperial?

¿Por qué no sueñas con rozar los intermedios?

¿Por qué no escribes contra el tiempo que las verdades son de azufre?

¿Qué haces envolviendo tus silencios en celofán?

¿Por qué no puedo hacer poesía?

¿Por qué tientas mis miedos?

¿Por qué lucho solo por mirarte retroceder un reloj a cuerda, aún y cuando las pilas podrían funcionar?

¿Por que te retraes en esos viejos retratos sepias?

¿Por qué aún sueñas con volar? Este mundo de mierda se cansó de los intentos y tú,otro más para la cuenta, se hastió de pilotear.

¿Por qué llenas las dudas que no fueron formuladas?

¿Por qué cubres el espacio con tu paz?

¿Por qué, joder, me miras y el arrebol de mis mejillas se tiñe de tu voz?

¿Por qué no puedes responder a mis diatribas?

¿Qué puedo hacer para entregarte un corazón?

No hay comentarios:

Publicar un comentario