domingo, 7 de octubre de 2012

Para un país que no descansa, ni aunque el tiempo venga en contra.


Hoy, la Venezuela que conozco, está llorando.

Te hablo a ti, que despierta todos los días en plena madrugada, para trabajar y estudiar, luchando por algo más que el conformismo. A ti, que sabes lo que significa vivir de un sueldo mínimo con niveles de inflación que rayan en lo absurdo. A ti, que estás cansado de vivir en una burbuja de odio, mediocridad y una fachada de inclusión.

Antes que nada, me hago totalmente responsable de mis palabras, mis pensamientos.

Por otro lado, hay una Venezuela que vive en una realidad alterna. ¿Como es posible ignorar el proceso de decadencia en el que nos sumimos? Es una realidad latente ¿Como no pueden verlo?
Yo hablo por todas esas madres de la patria que tienen que ver morir a sus hijos, esposos, sobrinos, ahijados, a causa de una delincuencia imparable, en cada barrio de nuestro país.
¿Que hay del hombre, aquel padre de familia que lucha por darle un futuro a sus hijos y ni siquiera puede llegar a fin de mes?
El socialismo se define como un sistema de organización social y económico basado en la propiedad y administración colectiva o estatal de los medios de producción y en la progresiva desaparición de las clases sociales"
Pero, ¿Es eso lo que conocemos como socialismo en nuestro país? Aquí se excluye a cualquier otra persona que vaya en contra de la tendencia. ¿Es eso inclusión?
Ya estoy cansada de debatir con argumentos que la gente pisotea, pues ven al presidente como un mesías. ¿Por qué idolatrar a un político? Es su trabajo dar vivienda a cada venezolano, no es un regalo. Es su trabajo velar por el país y claramente, en 14 años de gestión, no ha logrado el cometido como debería. Y no, no le estoy quitando méritos, pero luego de 3 periodos presidenciales, nuestro país se hunde cada día más, en un pozo que no ve salida.

No se ustedes, pero yo me comprometo a seguir luchando por mi país, cada día, cada hora. ¡Nadie va a silenciar a un pueblo que pide cambio!

Una vez, Simón Bolívar dijo: "Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción" y creo que esta frase no necesita mayor explicación.
Aquí necesitamos una revolución de pensamiento, de ideas, de cultura ¡No de armas!
No dejemos que un discurso de odio separe nuestros ideales. Venezuela merece algo mejor y para lograrlo, más que un nuevo presidente, necesitamos un cambio, una vía para aprender más de la historia del país y decidir que queremos hacer con él. Basta de hablar de un pasado que no aporta nada a nuestro presente. Ni 4ta República ni este estanque al que llaman "revolución", aquí necesitamos un futuro que aporte ideas y nos saque del tercer mundo. Señores, somos un país rico en petróleo y podemos sembrarlo de ideas, movilizarlo con una economía que beneficie a cada uno de los venezolanos. Un pueblo que está cansado de morir en hospitales por falta de insumos, mientras se regalan recursos en el extranjero. Un pueblo que está cansado de vivir en una ideología que no aporta lo necesario para nuestro país. Un pueblo que grita y lucha sin necesidad de llegar a a violencia.
Venezuela, te hablo a ti. Abre los ojos. A ti, que no pudiste votar en estas elecciones, y te quedaste pensando en como ayudar a tu patria. A ti, que podrás votar en el 2019 y decirle al pueblo todo lo que callas. A ti, que viajaste, sin importar las barreras, para darle vida a tu país. A ti, que no vas a sentirte derrotado.

Justificar muertes bajo el concepto de una "revolución" es de cobardes.
Como dijo, Georges Bernanos,un gran letrado francés al que admiro mucho: "El primer signo de corrupción en una sociedad que todavía está viva es "el fin justifica los medios".

Aquí no hay un color político, no hay división, no hay un discurso excluyente. Sin violencia, sin odio. Aquí hay un pueblo que vive y que siente, sabiendo que hoy, nada se ha perdido. Un pueblo que despertará el día de mañana aún con más ganas de luchar y echar pa' lante, con la misma jocosidad que nos caracteriza. Un pueblo que esperará paciente y no se dejará amedrentar...

Un pueblo que ama a su patria, sin restricciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario