¿Cuantas veces no tomé tu mano cuando ya no podías levantarla?
Entre lágrimas y recuerdos, tristes galerones, pedías un poco más de tiempo, para respirar la vida que te faltó.

"La garza prisionera no canta cual solía,

cantar en el espacio y en el dormido mar"

Pisadas de un polo y tu voz, entre cortada, sin más que sus heridas, después de las 9, intentando empezar de nuevo conversaciones sobre el día, ¿Cómo te fue en el colegio? ya todo era costumbre, ni siquiera monotonía, solo costumbre; pero allí, sin tregua, estaban tus brazos esperando mis carreras.

¿Por qué seguías cantando, si ya no podías? Ya solo eras un eco y podía amarte más.
Amarte porque podía seguir soñando con tenerte un poco más.
Amarte, pues jamás pensé que realmente te irías.

¿Acaso tu si lo sabías?

Y te despedías a diario, con tus sonrisas cubiertas de lágrimas.

Sufriste tu vida y la de ella, tu pequeña, sus miradas, sus deditos entrelazados en las fotos viejas, donde sigues existiendo y, de vez en cuando, te juro que me guiñas el ojo, complaciente y vivaracho, como siempre fuiste, cuando todavía eras, no cuando te convertiste en aquella imagen borrosa que ya no veo, porque no quieres aparecer, no quieres volver a dormirme entre tus brazos....No quieres cantarme aquél polo, ni el nortes es una quimera, mucho menos a Simón Díaz. Ya no quieres, ya te fuiste...Y yo no dejo de pensarte, así que todo eso de la muerte es del que olvida, es mentira.

Yo no te olvido; tú me olvidaste.

A diario, vivo con tus lágrimas en mis ojos.

Ya no quiero devolver el tiempo. Ya no quiero pensar "que hubiera sido si....", porque ya no fue.

Y ya no estás.

Comentarios

  1. Siempre leo lo que escribes pero nunca me detengo a dejar un comentario, idkw.

    Tal vez para no sonar repetitiva, pero de verdad es admirable como pones tu corazón y alma en cada palabra.
    Hacia donde vas, donde estuviste, y donde estás; dejas una letra de ti.

    Más que un cumplido, nunca dejes de escribir eres muy buena en ello.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tomarte unos segundos para leer tantas incoherencias...A veces, supongo, es difícil explorar un corazón con tantas fisuras.
    Gracias, una vez más.

    ResponderEliminar
  3. Te lo he dicho: tienes talento de sobra! Lo sabes...
    y... no creo que te haya olvidado, siempre está contigo y nunca dejará de estarlo, Dios te bendiga MariaB, tqm
    Terucha

    ResponderEliminar
  4. Recién leo eso. Gracias, tía tere jajajaja. Te quiero muchísimo. ¡Amén!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

A ti, que me regalaste todo