miércoles, 8 de mayo de 2013

Versículo 1:14.

La rosa se hizo vida y habitó entre nosotros...

Hasta que la crucificamos y la entregamos entre celofán a un amor que ni siquiera nos corresponde.


No hay comentarios:

Publicar un comentario