Distancia.

Cuando ya no existen sueños ni aspiraciones, porque te sientes llena.

Cuando no existen despedidas ni encuentros lejanos, porque te tengo cerca.

Cuando tus besos ya no son espejismos y tus caricias fantasías, porque lo estoy viviendo.

Cuando prefiero un segundo junto a ti, que mil años enviándote cartas.

Cuando creía que no iba a enamorarme me encuentro atrapada en tus anhelos, queriendo ser objeto de tus aspiraciones.

Cuando pensé que había olvidado soñar,recuerdo que aun no te tengo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

A ti, que me regalaste todo