A veces prefiero refugiarme en mí misma, cuando el mundo exterior se hace demasiado cruel para enfrentarlo.
Intentas conocer personas. Saludar, sonreír, ser amable. Pero no todos pensamos igual, y quizás esa persona que apenas acabas de ver, comienza a formular juicios equivocados.
Cinco minutos y crees saberlo todo de mi ¿Es eso posible? no lo creo.
Duele conocer la indiferencia, la falta de criterios, la falsedad. Duele conocer a personas cerradas en sus estereotipos, en sus límites mentales.
¿Acaso no somos iguales? respiramos el mismo aire.
Acabas de enseñarme a no abrir el corazón a falsas amistades.

Comentarios

  1. Una realidad muy fuerte es esa... Y pensar que es nuestro día a día, todo el tiempo es la misma cosa. Pero... de eso se trata no?. De dar a conocer lo que eres, ademas de tolerar todas esas cosas. Nos hace mas fuertes, nos hace crecer como personas. Personas con el potencial de no ser uno mas del montón, sino mas bien resaltar por tus diferencias, tus diferentes puntos de vista, y realidades de la vida.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

A ti, que me regalaste todo