lunes, 14 de marzo de 2011

Para una persona que me brindó el honor de poder decirle amiga.

Me ayudaste cuando nadie pudo hacerlo.
Me apoyaste aún y cuando mis decisiones eran una locura.
Me diste una familia cuando la mía se partía en trozos, y me enseñaste el valor de un abrazo sincero.
A través de nuestras diferencias hemos crecido juntas. Riéndonos de nuestros errores.
Te convertiste en esa persona que me dio todo cuando no tenía nada.
Esa persona que me brindó su mano, y que yo tomé sin dudar.
La voz de mi conciencia, la que para mis impulsos cuando sea necesario.
Con largas conversaciones vivíamos el día a día, y me perdonabas si al final de la noche me quedaba dormida.
Me enseñaste cuanto vale la verdadera amistad y el confiar en alguien sin dudar.
Es imposible agradecerte por algo que jamás tendrá precio. Día a día pago mi promesa de entregarte por lo menos una parte de lo que tu has puesto en mis manos.
Un amigo es ese alguien que te acepta siempre con una sonrisa. Ese que conoce tus mentiras y aun así te perdona. Ese que sabe tus tristezas y conoce tus alegrías. Esa persona que es capaz de luchar por ti pase lo que pase.
Un amigo eres tu.
Esa parte de un todo que se ríe conmigo (y lloramos también...). Ese apoyo que jamás conoce de impedimentos ni sosiego.
Se que quizás soy una persona poco expresiva,y que reír sea una forma de tratar de decir las cosas que merecen seriedad con un poco de alegría y así tapar esas cicatrices...y quizás un "Te quiero" sea poco. Por eso prefiero decirte que tu formas parte de mi vida.
Gracias,Andreina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario