De tanto recoger migajas, el cielo ya no es igual.

Comentarios

Entradas populares de este blog

A ti, que me regalaste todo